Formarte para Transformarte

Por Martín Fernández

En el entorno actual que vivimos de constante cambio y alta competitividad, la formación continua es un elemento necesario para poder avanzar y trascender.

Hace 6 años un estudio de académicos de la Universidad de Oxford mandaban señales de alerta sobre el futuro de muchos empleos derivado de la automatización del trabajo y su pronóstico era devastador al decir que un 47 % de los puestos que existen en el mercado laboral estaban en riesgo de desaparecer y en el mejor de los casos transformarse como consecuencia de la digitalización e inteligencia artificial, esa que pensábamos que solo se daba en películas de ciencia ficción y que estábamos lejanos que sucediera.

Pues hoy en el 2020 podemos ver claramente que en realidad la automatización está provocando cambios sustanciales en la forma de trabajar y cada vez vemos más personas que tienen que buscar otra opción de empleo porque el suyo ya no podrá llevarse a cabo de la misma manera y el tema es que esa automatización está afectando a un segmento de puestos cuyos ocupantes carecen de un nivel académico mayor a la educación básica y eso complica que puedan aspirar a otro empleo mejor o similar.

La pandemia mundial ha puesto en jaque a personas y empresas y la pérdida de empleos has sido importante y nos obliga a replantear muchas de las formas en las que veníamos trabajando.

Un estudio reciente nos asegura que ese pronóstico de Oxford de que para el 2030 tendríamos la transformación laboral con la pandemia ya se aceleró y anticipo 5 años lo que plantaba Oxford y por tanto ya nos vemos inmersos en situación de cambio abrupto en la manera de interactuar en los ámbitos personales y profesionales.

Aquellas empresas e instituciones educativas que veían remoto el trabajo y educación a distancia ahora tuvieron que cambiar drásticamente su forma de operar para poder sobrevivir y nos damos cuenta que nos estábamos preparados para ello, pero no hay opción hay que transformarse inmediatamente para seguir en el mercado.

Por ello es que nos vemos obligados a desaprender como lo hacíamos para aprender como lo podemos hacer ahora y en otros casos reaprender para mejorar.

Todo ello será posible a partir que obtengamos nuevos conocimientos, habilidades y competencias laborales que nos permitan mantenernos en nuestra actividad actual adaptándonos a la nueva realidad o bien para buscar nuevas alternativas que nos permitan por lo pronto recibir el ingreso necesario para cumplir con nuestra necesidades básicas y compromisos adquiridos.

Lo que si es un hecho es que la nueva constante será aprender de forma continua y formarnos para transformarnos y así adaptarnos al nuevo entorno cada vez más incierto y volátil. ¡No hay mas!

¡Te invito a que inicies ya! Tu transformación a partir de la formación.

Regresar al Blog

¿Te quedaste con ganas?

Ir arriba